Entradas

Mostrando las entradas de 2018

Llevo tú nombre en la piel

Imagen
No quiero saberla. Me gustas
mirándome de lado, escondida, asustada.
Así puedo pensar que huyes de algo,
de mí o de ti, de nada,
de esas tentaciones que dicen que persiguen
a la mujer casada.
Jaime Sabines.

Solía idealizar el amor en escenas, un atardecer, un abrazo en medio de la tempestad, una mirada cómplice en medio del orgasmo, una copa de vino apurada para no perderse en un par de ojos glaucos. Sin embargo he llegado al punto dondese han agotado todas estas ideas infantiles que nada tienen que ver con la sociedad actual. Me quede esperando un rato y cuando por fin entro su llamada “No eres tú soy yo”, vaya que bonita frase para quebrarle el autoestima a cualquiera, saque un cigarro lo observe durante largo rato decidiendo si fumarlo ó no, pero vamos ya casi son tres meses sin hacerlo, seria débil si lo hago en este momento, lo regreso a la cajetilla casi nueva, observo a mi alrededor, las calles empedradas de un pequeño pueblo extensión de una enorme ciudad.
Hace solo un año yo toma…

Nos vemos en tu auto

Imagen
"Quisiera verte despertar al lado mío, que dios me escuché y pueda darme lo que pido"



Iba saliendo de la tercera entrevista que iba en esta semana, la verdad ya estaba muy desesperado, las cosas no habían salido como yo las hubiera planeado, incluso me estaba maldiciendo por dejar mi empleo anterior, todo porque no quise entrarle al juego de la corrupción, pero bueno no era tiempo para lamentarme, pase al minisúper a comprar unos cigarrillos y unos chicles de fresa, al salir encendí mi cigarrillo y observe a mi alrededor, vi a una señora que tenía problemas con su auto, encendía pero de inmediato se apagaba, estuve viéndola por los 5 minutos que duro mi cigarrillo, al acabarlo lo tire en el cenicero y saque un chicle de fresa, después le pregunté a la señora “disculpe ¿puedo ayudarle?” la señora volteo a verme, y dijo desesperada “se le bajo la batería al carro de mi hijo”, le interrumpí “no se le bajo la batería, más bien no sirve la batería del control, porque si enciende p…

Te dije que no te enamoraras de mí

Imagen
Ponete bien si no hay quien salte y no hay un cobre Que de esta miel mejor que falte y no que sobre”
Entre a esa peña de trova como cada viernes puntualmente a las 22:08 horas, mi plan era el mismo sentarme en la tercera mesa que da frente al escenario, de inmediato Paula que es la mesera se acercaba presurosa a quitar el anuncio de “reservado” y después decía “Buenas noches, ¿Cómo estás? ¿Lo de siempre?” y yo de forma automática le regalaba una sonrisa y respondía “claro, lo de siempre pero ahora las alitas que sean de habanero, estoy bien ¿y tú cómo estás? Ella sonreía y siempre decía “pues estamos que es ganancia” y se retiraba, algo pude notar en su rostro se veía más feliz que de costumbre, encendí un cigarrillo en lo que llegaba mi cerveza y mi orden de alitas, enseguida se subió a cantar un tipo que traía covers de Ismael Serrano, las cosas iban como de costumbre, la orden de alitas estaba deliciosa y la cerveza no se diga, en eso como es costumbre se sentó el dueño del lugar …

Gracias por ayudarme

Imagen
“y yo sigo aquí bebiendo con un whisky moribundo
Y te amaré hasta que a mi se me acabe el mundo”


Mi vida se había vuelto ordinariamente horrible, tenía 16 años trabajando en esta empresa, incluso estudie contaduría ya que por la evolución que tuve dentro de la empresa me era necesario, pero creo que fue un grave error, lo único que me gusta de esta carrera es que me da de comer y para mantener a mi familia pero a mí no me llena, yo quería ser Ing. En mecatrónica pero bueno nadie está conforme con lo que es.
Era Miércoles si no mal recuerdo, tenía un permiso para faltar el viernes y Lunes ya que iba a ir a la boda de una prima de mi esposa, sinceramente yo no quería ir pero era más que obligatorio, fue cuando llego Eduardo el socio mayor de la empresa para presentarme a la que sería la nueva persona a mi cargo una contadora, era una mujer de unos 26 años, bonita, estatura mediana y con un trasero maravilloso, se llamaba Laura y era sobrina de Eduardo, para mí era una pérdida de tiempo …

Era la vigésima vez que soñaba con ella

Imagen
“no sé cuántos ángeles te quieren ayudar,
Pero tengo la esperanza que ninguno va a poder, Desnudarte, no de cuerpo si no de alma, Disfrutar ese placer”

Ya era la vigésima vez en este mes que soñaba con ella, ¿Quién era? La verdad no tengo ni la más jodida idea, lo que si recuerdo es que tenía una sonrisa maravillosa, los sueños eran los mismos solo cambiaba el escenario, ella estaba parada como a 20 metros de mí y me empezaba a sonreír, en cuanto respondía su sonrisa ella me pedía que me acercará, después con una voz muy dulce me decía “ayúdame por favor, me quieren hacer daño, haz de cuenta que eres mi novio porfa” yo le respondía “no te preocupes, el vegas y yo vamos a cuidarte” aun lado mío había un perro parecido a un labrador pero color blanco, me imagino que ese era “el vegas”,  de pronto me despertaba de forma súbita; a decir verdad yo le echaba la culpa a los medicamentos que había tomado por culpa de una infección estomacal y al estrés que tenía por mi trabajo, al platicar esto …

No quiero estar ahi

Imagen
Morir cuando la luz triste retira
sus áureas redes de la onda verde,
y ser como ese sol que lento expira;
algo muy luminoso que se pierde.

Morir, y joven; antes que destruya
el tiempo aleve la gentil corona,
cuando la vida dice aún: «Soy tuya»,
aunque sepamos bien que nos traiciona.
Manuel G. Najera
A el recuerdo que es lo único que tengo de A. Jacinto.

No quiero que llegue esa maldita fecha, 24 de diciembre, dime ¿Qué haré cuando note que tú no estás?, no podré soportar ver sus rostros tristes por la falta de tu sonrisa. Me niego a estar ahí pretendiendo que no me doy cuenta de esa silla vacía, de ese vaso de whisky que va a faltar en la mesa, de esas historias del trabajo policiaco que solo pasa en Tonalá. Me han dado una mala noticia que no sé cómo diablos debería compartir, pero me esfuerzo en mantenerlo en pie, ya le di mil vueltas a todo, ya lo pensé en diferentes perspectivas pero el resultado en el mismo. Lamento no haberte abrazado con fuerza la última vez que nos vimos, fue solo un …

Tienes suerte de haberte parecido a tu madre

Imagen
pero sucede también, Que sin saber cómo ni cuándo Algo te eriza la piel Y te rescata del naufragio”
Es complicado tener 52 años y no tener con quien poder estar, la vida había sido muy fácil y no voy a negarlo, siempre me decante por lo fácil, evitar problemas y seguir viviendo a modo, por eso me fui de esta ciudad pero hace 2 años que me detectaron mal de Parkinson me toco volver a esta ciudad, aquel departamento que era de mis padres y me lo habían heredado porque sabían que no iba a hacer nada de mi vida y vaya tuvieron razón, cambie de tantos empleos como de novias, nunca estuve comprometido con nada ni con nadie, exceptuando a una mina a la edad de 27 años, era ella dos años menor que yo, pero todo lo mande al carajo cuando ella me pidió formalizar la relación, ella soñaba con esas bodas que salen en las novelas, en un matrimonio y familia de forma legal en la cual se hace un patrimonio pero yo no quería eso y busqué trabajo en provincia y hui de ahí, sin volver a saber nada de el…

Amor de Verano

Imagen
“… siempre que te falte, Amor mío, Un amante, un amigo, aquí estoy yo, Ven a mi lado cuando sientas frio No olvides nunca que cuentas conmigo…”

Caminaba por esa plaza municipal que fue un lugar que me traía tantos recuerdos de chavalo, iba portando una sonrisa estúpida ya que recordaba tantos eventos que me hacían sonreír, el primer recuerdo fue cuando un amigo de la palomilla se cayó de la bicicleta por querer brincar una pequeña cerca de 30 centímetros, las constantes guerras con cerbatanas improvisadas que consistían en un popote, chochitos de azúcar y un sinfín de disculpas cuando le pegabas a otra persona y te pillaban, recordé también la vez que iba tan entretenido comiéndome mi paleta chico zapote que se me olvido que habían escaleras y no supe volar por 60 centímetros y caí de rodillas sin la paleta y con el pantalón nuevo rasgado de las rodillas, recordé la regañada que me dio mamá ese día cuando volví a casa. Era tan grato recordar tantos eventos de hace más de 20 años que pasé …