Octubre

Está es una fecha que preferiría olvidar. 

-Te amo-dije sonriendo. 
-¿Tú estás enamorada de mí?-dijo sonrojada. 

Asenti con mi cabeza mientras le abrazaba con cuidado, sentí un ardor en el pecho mientras la pena y el deseo se combinaban, le aparte un poco mientras tomaba el valor, un beso, sólo eso basto para rendirle mi amor eterno. 

Sólo unos años después llegó la oscuridad tomándome por sorpresa. 

-He conocido a alguien más. 
-Pero yo te amo... Sólo quedate un momento nada más. 
-Yo he dejado de hacerlo, me has hecho daño mucho tiempo. 

Me senté en aquella vieja banca, contemplando el parque de una cuidad que apenas reconocía, (Pérdida), saque un cigarro intentando bajar la ansiedad pero no me ayudaba en lo más mínimo, una bocanada junto a una larga lagrima que marcaba desde el párpado hasta mi barbilla. Mira que soy un desastre llorar por quien no da ni un suspiro al recordarme, será mejor que continue mi camino, tengo miedo, y en serio mucho... 

Han pasado tres meses desde aquello, pero algo ha cambiado ya no espero tus llamadas, ni tus mensajes, a veces quiero llamarte para contarte lo que pasa por mis días pero recuerdo tus palabras (Quejas), no, ya estoy grande para esto, igual cuando te dije tú no vas a volver solo me decías no llores, todo estará bien porque la vida es así, tu me hiciste mucho daño y es normal que la vida te lo cobre así que sigue, eres mi sol. 

Ojalá pudiera matar todo lo que dañaste pero he tenido que aprender a sobrevivir con ello, mi odio, se resume a un insoportable insomnio, ¿deberé decir que el cáncer se expande y duele?, no, ya lo he vencido en más de una ocasión puedo seguir aguantando un poco más, no estoy segura la finalidad pero al final lo haré con orgullo, y principalmente por probarme que puedo seguir sin ti, sin nadie como hace once años. 

Soy más grande de lo que crees, y mis sueños son más grandes que tú, esa era la realidad que calle durante años, tú estás muerta en vida mientras yo era la primavera que llenaba de flores tu mausoleo. No, ya no habrá más se han acabado las rosas y los tulipanes, los cafés con besos delicados, los abrazos a media noche contra tu ansiedad, los desvelos por tu bienestar, me queda de todo aquello este mal, hay grandes almas tratando sanarme pero ya he entendido que debo morir, no peleare más con el pasado si debo de irme lo haré, y es que tu no sabes cuantas veces por ti he llorado, cuantas veces por ti me preocupe hasta desmayar, y trabaje, trabaje en serio tanto que hasta te cedí todo el lugar, quite mi amor propio para que lo hicieras trizas y cual bestia te vi devorar, mis poemas, las cartas y flores mientras me desangraba una vez más. 

Apaga tu cigarro en mi pecho desnudo, no te preocupes después de lo que has hecho no duele. 

Pero no todo esta mal, contra tus pronósticos he conocido a alguien, no sé con seguridad si vaya a sanar lo que ha estado matandome pero quiere quedarse y eso es un comienzo, incluso Le he creado un poema y te lo dejo por aquí para que lo leas, si ya no me encuentras búscame te decía ahora te digo si no me encuentras por favor vete por esa puerta, aléjate de mí, y se feliz con ella.

Un pequeño detalle cuando abrió el vino,
Promesas de una noche llena de excesos,
Beber de sus labios más de una promesa,
Bajaría a mi luna mientras cuenta mis estrellas.

Si sus brazos cubren mi cuerpo dormido,
Mientras la respiración ha cedido el paso,
Bailarán mis oscuros cabellos lacios
Entre sus bellas y finas manos.

Podré ver de cerca el universo en su pupila,
Podré conocer el secreto de su poesía,
Conoceré el sabor de aquella piel que no me olvida, mientras me sano lo que yo juraba ya no existiría.

Mi pena desvista en algún lugar oscuro,
Y beba del fruto de aquello que he guardado,
Y calme las ansias con esa sonrisa
Y finalmente diga, cariño, eres mía...



Comentarios

Más veces leído

Notas de un Clochard

Sentimientos encontrados...

Notas de un Clochard 2...

¿ya te dije que te amo?

Día 1