Ir al contenido principal

Día 1

        Ella se llamaba Rebeca tenía 28 primaveras a cuestas, el bachillerato terminado, una lista de sueños que no había podido concluir dentro de los que destacaban trabajar en EEUU para mandarles dólares a sus papás en su natal Alta Verapaz, Guatemala;
era la segunda vez que intentaba cruzar rumbo a EEUU, la primera vez fue en el invierno del 2010 pero el sueño se vio truncado en la ciudad de  Tijuana donde el pollero que la iba a cruzar intento abusar de ella sexualmente por un día,  ella busco los medios para dar con la policía que  lo único que gano fue que la repatriaran y con ello ver esfumado todo su esfuerzo, la segunda  vez salió de su casa un par de meses después regularmente tardaba 1 mes para atravesar la república mexicana, pero ahora ella se había quedado en la Ciudad de México, tuvo que bajar cerca de la estación de tren Suburbano “lechería” cuando los oficiales  estaban cazando indocumentados para quitarles las pocas pertenencias y capital con el que contaban, ella corrió y chocó contra un auto color arena que estaba estacionado gracias al tráfico, el tipo que iba manejando le hizo una seña que abriera la puerta en parte de atrás ella presurosa así lo hizo, pasaron un par de minutos cuando un oficial pasaba preguntando a los automovilistas si habían visto pasar corriendo a personas, algunos señalaban el auto del tipo donde se había subido Rebeca pero cuando el oficial de tránsito le pidió informes al conductor, el comento que acababa de subir a una pasajera ya que era Uber, Rebeca solo vio fijamente a los ojos al oficial y en un tono muy pesado comento al conductor “te puedes dar prisa por favor, llegare tarde” el oficial se quitó de la ventanilla y el tipo acelero sin un rumbo fijo, el conductor le comento a Rebeca “Mire, vamos a pasar a una cocina económica para que coma algo y me platique que pasa, aunque confió que usted no mato a nadie”, Rebeca solo asintió y bajo la ventanilla del auto para que el aire le diera en la cara, aquel aire que muchos llaman de la esperanza.

Al Llegar a una cocina económica en Tlalnepantla se presentó el conductor “ Bueno mi nombre es Fabricio, tengo 28 años, trabajo de Uber y por las noches atiendo un bar en Atizapán” Rebeca solo lo veía, no sabía si decirle o no, de igual forma se presentó solo con su nombre, edad y que se dirigía a EEUU para buscar una vida mejor, Fabricio le comentaba que si quería podía quedarse en su departamento, tenía una habitación extra y que si quería podía darle trabajo en el bar o podía recomendarla en alguna cafetería para que pudiera juntar un poco de dinero y poder seguir con su camino, sinceramente Rebeca no tenía a donde llegar ni mucho menos, dudaba demasiado en la bondad de Fabricio en especial porque tenía pinta de delincuente pero no tenía otra opción, así que Rebeca le acepto la propuesta y le comento que solo sería por un breve tiempo y que le haría el aseo y las demás labores del hogar como pago, se dirigieron al departamento después de comer y Fabricio le mostro el departamento, era un poco grande 110 metros cuadrados, 2 recamaras, una habitación donde había una pantalla, un PS4, un minicomponente, una cámara Canon Reflex, una MAC y repisas con automóviles a escala y un drone con una cámara, en otra habitación tenía tres bicicletas distintas, uniformes de portero colgados, 3 balones, un reposet y un librero con varios libros digamos que con 80% lleno de libros, dos baños, una cocina, un cuarto de lavado con lavadora, secadora y una pequeña pileta con agua, una sala grande con un televisor igual de grande, 3 sillones y una mesita de centro, así como un comedor para 4 personas, Rebeca estaba un poco extrañada cuando vio el departamento, si bien no se veía como el departamento de un delincuente pero siempre es bueno dudar, Fabricio le dio un juego de llaves, le presto la recamara donde el no dormía y le comento que podía cerrarla por dentro por si tenía miedo o desconfianza, le dijo que con confianza tomara lo que quisiera, el regresaría en 3 horas más o menos, Rebeca solo asintió, se dirigió al cuarto y puso el pestillo por dentro y se acostó en la cama, la cual era muy cómoda, tan cómoda que se quedó dormida.

Despertó cuando escucho que tocaban la puerta de su cuarto, Rebeca se despertó muy a prisa y se quedó pasmada, no reconocía el cuarto donde estaba, mientras intentaba recordar escucho una voz que decía “Rebeca, despiértate para que desayunes, ayer no cenaste nada”  y fue cuando Rebeca recordó donde se encontraba, salió un poco temerosa, escucho cuando le preguntaba Fabricio “hay café, jugo de naranja, jugo de betabel, claras de huevo con tocino, hot cakes, ¿te sirvo de todo?” Rebeca se acercó a la cocina y contesto de forma tímida pero afirmando, Fabricio sirvió dos cosas de todo y las puso en la mesa, exactamente que quedaran de frente, de forma un poco desesperada le dio un trago al café que le hizo saltar a Rebeca ya que estaba muy caliente, Fabricio soltó una leve risa y le alcanzo una servilleta, Rebeca sonreía de forma tímida, Fabricio le comento que no quiso despertarla cuando llego y que se atrevió a despertarla porque vio que no faltaba nada en el refri y todo estaba como él lo había dejado incluso unos tacos que le había dejado cuando regreso de andar en el Uber pero que se los comió cuando llego del Bar, Rebeca se disculpó comentando que tenía varias semanas sin dormir bien ya que durante el trayecto solo uno puede dormitar, Fabricio le comento que descansara el tiempo necesario y que ella le comentara cuando podría iniciar de mesera, Rebeca comento de forma inmediata que esa noche, así que Fabricio sugirió que fueran a que comprara un poco de ropa, ella no quería pero sabía que era necesario, solo traía dos cambios de ropa y ninguno era apto para trabajar, así que fueron y Rebeca le comentaba que en el primer pago le daría todo el dinero para pagarle una parte, Fabricio solo asentía como dándole el avión, también pasaron a que comprara un poco de maquillaje, Fabricio le recomendó que fuera muy discreta ya que así se les pedía a las meseras, la dejo en depa comentándole que tomara la comida que fuera necesaria y que pasaba por ella a las 20:00 horas para ir al bar.

Fabricio paso poco antes de las 19:00 horas mientras Rebeca se bañana Fabricio se arregló y se dispuso a jugar un poco de GTA V mientras se encontraba lista Rebeca, poco antes de las 20:00 Rebeca le comento a Fabricio que ya se encontraba lista, Fabricio volteo a ver hacia la puerta de donde venía la voz, era Rebeca en un pantalón de vestir negro un poco entallado que daba a conocer que tenía unas hermosas nalgas, una blusa manga ¾ de color blanca con los dos botones de arriba desabrochados, un maquillaje muy discreto que lograba embellecer un poco más el rostro de Rebeca y unos labios con un toque de labial rojo no muy acentuado, en verdad Fabricio no sabía qué hacer, así que apago la consola y se dirigió hacia ella y tartamudeando dijo “cla cla claro, ya vámonos”  se fueron en el auto de Fabricio y entraron al Bar, un bar de 22 mesas redondas, una pequeña pista de baile, dos barras una al oriente y otra al poniente, era de los pocos lugares donde se permitan fumar dentro, por el momento solo habían 7 mesas ocupadas, Fabricio le comento de qué forma se repartían las mesas entre los meseros y le pidió a Laura que le explicara cómo se trabajaba, Fabricio le tomo de la mano y le comento, “si te dicen algo eres una prima mía por parte de mi padre, si te preguntan de dónde eres solo comentas que del pueblo de mi papá, no digas algo mas y solo di que el sueldo es las propinas” ella asintió y ese día trabajo, al final al hacer el corte, le tocaron 345 pesos de propina, cuatro besos en el cachete, 5 chavales insinuándole, 10 sonrisas repartidas y un cansancio terrible en la planta de los pies, Fabricio le felicito y comento que tuviera más cuidado, que nunca diera datos personales a los clientes y menos que los viera a fuera del bar, ella asentía, se sentía soñada, el equivalente a lo que gano en esa noche era lo que ganaba en 3 días de arduo trabajo en su tierra, iba muy feliz, pasaron a comer unos tacos en la madrugada y pasaron por unas cervezas para festejar y como dice la tradición ella tuvo que picharlas para que le diera más fortuna, se veían a los ojos, se contaban secretos pero no llegaron a intimar en esa madrugada.

Pasaron los días para ser exactos 18 meses desde que Rebeca había entrado a trabajar con Fabricio, y 15 meses que había entrado a trabajar de mesera en el Café de un amigo de Fabricio por la mañana-tarde,  y 14 meses que había terminado de pagarle la deuda a Fabricio así como 13 meses que ella ya proporcionaba gasto al departamento y 12 meses desde que se dieron el primer beso e intimaron, a Rebeca se le había olvidado el objetivo que tenía que era llegar a trabajar a EEUU, pero lo que no olvido nunca era de mandarle puntualmente cada día 10 y 25 de mes Dinero a sus padres el correspondiente a casi 2 meses de sueldo en su tierra, Fabricio le consiguió una ID y una licencia de manejo falsas para que pudiera identificarse, se hace referencia a esta fecha por que fue cuando Rebeca empezó a sentirse muy mal, había subido un poco de peso, los ojos se le veían brillosos, el color un poco pálido y tenía muchos ascos, ese día le marco a Fabricio muy preocupada no se sentía nada bien, Fabricio dejo el UBer y paso por ella para llevarla al médico, el galeno les dio una noticia que no se esperaban, Rebeca tenía 4 meses de embarazo, los dos no sabían cómo reaccionar así que hicieron lo que su cuerpo les dijo, brincaron y se dieron un fuerte beso, Fabricio con lágrimas en los ojos prometió cuidarla en todo lo que pudiera, salieron del médico con una felicidad tan grande que fueron a festejar a la pastelería donde le gustaba a Rebeca, Fabricio le comento que ya no trabajara, ella no quería dejar de trabaja pero llegaron a un acuerdo solo trabajaría en la cafetería.

En la labor de Parto Fabricio estuvo en todo momento, y cuando le entregaron al bebé casi se desmaya de la emoción, de sus ojos brotaron muchas lágrimas mientras con miedo lo cargaba, no dejaba de decirle a Rebeca lo feliz que lo había hecho, contrario a lo que pensaban la familia siguió dando buenas noticias, le pusieron Antonio al hijo esto en referencia al Abuelo materno y por fin pudo solucionar su situación migratoria Rebeca cuando Antonio cumplió 3 años, buscaba visitar a sus padres ya que ellos no querían visitarla en la ciudad de México, Fabricio abrió un bar en Zacatecas cuando Antonio cumplió 13 años, ya Antonio conocía a sus abuelos, tenía unos problemas de conducta que fue lo que orillo a Rebeca y Fabricio de cambiar de lugar de residencia, en zacatecas todo iba bien, hasta que Antonio cumplió los 17 años, un día Fabricio llego a la comisaria ya que le habían marcado que habían encontrado Antonio tirado con manchas de sangre, el alegaba que se habían pegado pero traía aliento alcohólico, cuando Fabricio vio a su hijo con esa mirada, sangre en las manos y cerca de la boca, tuvo unos recuerdos muy concisos, saco esa noche a Antonio de la comisaria, llegando a casa le pidió que le platicara que había pasado, Antonio se encerró en su cuarto y contrario a lo que esperaba Rebeca, Fabricio no lo siguió, se sentó en la mesa y saco un tequila, se tomó 3 caballitos al hilo, y le grito a Rebeca, tenía algo que confesarle, empezaron a platicar y Rebeca tomo un trago directo de la botella cuando Fabricio le comento que el problema de Antonio no era culpa de Antonio, él cuando tenía 19 años su papá lo corrió de su casa cuando se enteraron que el “mancha manteles” que había hecho para el cumpleaños de su mamá era carne de la mina que era su novia, tenía una rara afición a la carne humana, también le comento que la carne que regularmente llevaba a casa era humana, Rebeca en vez de enojarse, también hizo una confesión, cuando salió de Guatemala la primera vez, lo hizo por necesidad, regreso a Guatemala y tuvo un novio al cual cocino por eso salió de Guatemala por segunda ocasión, ella también tenía afición a la carne humana, se tranquilizaron y platicaron con Antonio, diciéndole “lo tuyo no es un problema hijo, es como la comida china, a la gente le gusta o no le gusta, lo diferente es que la gente dice que es malo comer humano”, al parecer Antonio había entendido que tenía que comer carne humana de forma normal como si fuera cualquier otro tipo de carne, solo tendría que ser cuidadoso a la hora de matar a una persona, el día que Antonio cumplió 19 años, se despertó en la madrugada, a Fabricio le dio un batazo en la cabeza y a Rebeca le ahogo con la almohada, hizo un platillo con sus padres, invito a sus amigos al bar de su papá y ahí realizo el festejo, la gente le comentaba que no se desesperara quizás sus papás tuvieron algún contratiempo y él se mostraba un poco molesto porque sus papás no llegaban, cerro cada puerta del bar porque comentaba que iba a haber una sorpresa, las máquinas de humo empezaron a trabajar, no se veía nada, la gente empezaba a gritar, se escuchaban tosidos de la gente por todo lados, golpes sobre las puertas y muros, los cristales de las ventanas rompiéndose, después de 2 minutos, un silencio reino en el lugar, llegaron servicios de emergencia, por la llamada de varios asistentes, se dieron cuenta de la nube toxica y decidieron abrir las puertas y evacuar la zona.

Los oficiales intentaban determinar el móvil del asesinato, era complicado los sospechosos eran Rebeca y Fabricio, eran buscados por cielo mar y tierra, hasta cuando una carta encontrada en el saco de Antonio determino que nunca encontrarían a sus padres, ya que tenía una lista de las personas que había matado y comido en ellas se encontraban sus papás, así como también una nota en la cual terminaba “todos los que van a morir esta noche son un cáncer de la sociedad con todos y con cada uno de ellos me he sentado a comer carne humana” el crimen estaba esclarecido pero la sociedad estaba consternada, ellos una familia ejemplar según la personas que los conocieron y resultaron se Antropófagos, los vecinos desconfiaban unos de los otros, unos pensaban que quizás podrían ser el siguiente platillo y otros pensaban en que platillo podrían cocinarlos....                                                                                          


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Duendes

“…noches de melancolía, Esperando el día…”
Unas letras escritas en una cajetilla de cigarros que después de abastecer cigarrillos tuvo un mejor uso, se podía adivinar la pluma que escribió en esa cajetilla, era una Parker que mi padre me regalo hace varios años, las letras eran resumidas no era un texto largo ni continuación de otro, solo eran pequeñas letras para revivir historias inconclusas, tan inconclusas como la misma vida del autor, aun se podía oler aquella fragancia que era Bvlgari Soir, el mismo aroma que tiene esa caja de los recuerdos, recuerdos que la única función que tenía era poder ver el pasado por los objetos que se encontraban ahí, varios textos de Escritos de la locura un par de fotografías muy maltrechas, textos inconclusos, tickets de vuelo, tickets de autobús, tickets de entradas a museos, estadios, tickets del supermercado que no se alcanzaban a visualizar más, también había una pequeña botella de 50ml de Jack Daniel´s, ¿cuántos recuerdos? No los contabilicé, p…

Se busca Musa

Se Busca Musa

Se busca Musa Dulce, cariñosa, amable,
con una pizca de locura inigualable
y tal vez con 7 personalidades a descubrir,
de fantasía fugaz que al besar hacen revivir,
de esas que aman libre y sin premura,
que sea ella misma, realista o de cuento,
o quizá de esas que sale de los sueños.
De esas que el amanecer le queda corto
por que se vive entre juegos, letras y cantos,
de las que con solo una mirada irradia belleza.
Busco Musa que ame dar vueltas descalza
y que el maquillaje no le sea importante,
por que sabe que importa más el alma,
que le guste el café, Cortázar, el aterdecer,
los gatos, la música, la llovizna y la calma,
Quizá de piel blanca o morena o simplemente cálida,
que sea China o lacia o más bien despeinada,
sin complejos, que sepa que es bella solo por qué sí,
Que sepa sortear los lunes con una sonrisa,
Que al mirarse al espejo se sienta completa,
Con un par de alas para enseñarme a volar
Con una silueta cargada de estrellas,
que deslumbren en sus ojos, en su…

Todavía no es mi tiempo

“…Muerte querida que viene a matar, Lo que queda de nosotros dos, Matar mentiras, matar el dolor, A quedarte con mi corazón, Me vas a sacrificar, el alma te vas a llevar…”
Esa noche había tenido sueños muy extraños, soñaba que me iba a morir ¿alguna vez has soñado que vas cayendo al vacío? Pues bueno, yo había tenido esos sueños, era tan extraño, tenía muchos años de no soñar eso, pero bueno, ese día fui a llevar el auto al mecánico a dos colonias de donde vivía, siempre solía hacer lo mismo, salía sin celular ni cartera, solo el importe para llegar a casa, el barrio era muy canero y buscaba que no me robarán, pero esa mañana paso algo que nunca me había pasado, iba caminando por esa calle sola como la chingada, no había una sola alma más que la mía, eran cerca de 70 metros para llegar a donde estaba la base de taxis donde lo tomaba por ahorrarme unos pesos, cuando faltando 15 metros, veo a dos tipos a dos metros de mí, apreté mis puños y de mi bolsa del pantalón saque un cigarrillo y me…